Angola Desk

servicios-angola-deskHacer business in Angola

Debido al número de oportunidades y de las ventajas ofrecidas, Angola se ha convertido en un importante punto neurálgico de inversión para las empresas europeas.

Un país en continuo crecimiento económico, miembro del WTO y de la comunidad  Sudafricana para el desarrollo.

Angola ofrece un gran atractivo para las empresas internacionales: los grandes recursos naturales y las políticas de desarrollo de las infraestructuras son un enorme incentivo para las inversiones extranjeras.

Son muchas las sociedades italianas y españolas presentes en Angola,  tanto grandes como  medianas empresas, especialmente integradas en el sector energético (Oil & Gas) y en el sector del transporte marítimo.

El Angola Desk

Attis Legal ha creado el “Angola Desk”: una estructura de abogados y fiscalistas italianos, españoles y angoleños para el apoyo y asesoramiento de empresas europeas que tenga interés en invertir en el país africano.Entre nuestros servicios se incluyen: la constitución de sociedades de capital, de filiales, de oficinas de representación; el estudio, asesoramiento e implementación en territorio angoleño;  contratación internacional; procedimientos pre contencioso, judiciales o arbitrales pronunciadas en el exterior (considerando que Angola no ha suscrito el Convenio de New York de 1958 sobre reconocimiento y ejecución de sentencias arbitrales extranjeras).

 

¿Cómo operar en Angola?

La Sucursal

La sucursal es un ente que no tiene personalidad jurídica, por lo tanto de las obligaciones contraídas responde la “sociedad madre” (patent company).

Asistimos a las empresas en la elaboración de los documentos útiles para la constitución de la sucursal, como el estatuto y el certificado de inscripción cameral de la empresa madre, certificación del Consulado angoleño en el país de origen que declare la existencia jurídica de la empresa-madre y la conformidad de su actividad a las leyes del país de origen, deliberación para la constitución de una sucursal, procuras notariales, etc.

Nuestros servicios incluirían la tramitación de las instancias frente a los órganos competentes, especialmente ante la Agencia Nacional para la Inversión Privada (ANIP), y/o el Consejo de Ministros de Angola (cuando la inversión supera los 10 millones de dólares), para el registro comercial y fiscal de la empresa, así como ante la Banca Nacional de Angola la obtención de la licencia de importación de capitales. La sucursal se considera como sujeto residente,  puede abrir cuentas bancarias en moneda nacional y extranjera así como transferir bienes y dividendos en línea a  la inversión aprobada mediante la obtención de la licencia de exportación de capitales, según el modelo de cambio que le corresponda.

La sociedad a responsabilidad limitada (sociedade por quotas de responsabilidade limitada)

Un grande número de empresas opera constituyendo una sociedad a responsabilidad limitada (Lda), sociedad de capitales con personalidad jurídica propia.
La LDA responde a las obligaciones contraídas exclusivamente con el patrimonio social. Para la constitución se requieren dos socio y un el capital mínimo de más o menos 1.000 dólares (según el tipo de cambio vigente en ese momento de la moneda nacional que es el Kwanza).

La Sociedad anónima (sociedade anónima)

La sociedade anónima es una sociedad mercantil con personalidad jurídica propia. Debe tener por lo menos 5 accionistas y un capital mínimo de  20.000 dólares (según el tipo de cambio vigente en ese momento de la moneda nacional que es el Kwanza) y como mínimo el 30% de la citada cantidad debe desembolsarse en el momento de la constitución.

Respecto a estos dos últimos tipos societarios, nuestra servicios incluirían la elaboración  de la  documentación  necesaria (Acta de constitución, Estatutos, etc..), así como la relación de los trámites y obtención de las autorizaciones necesarias frente a los órganos competentes (abertura de cuenta corriente, certificado para la razón social en el Ficheiro Central de Denominaçoes Sociais, licencias comerciales, etc.), y muy especialmente frente a  la Agencia Nacional para la Inversión Privada.